Consejos para ir de vacaciones sin gastar tanto

Viajar puede parecer costoso si no se hace con una planificación minuciosa de los gastos, y esto incluye costo de vuelos, hospedaje, comida y ocio. Todos estos anteriores se deben tomar en cuenta de una forma muy a priori y plasmar en una hoja de excel de cuanto por persona representa cada uno, ya que son los elementos claves para disfrutar un viaje. Hay personas que dejan sus tarjetas de crédito en rojo solo porque no hicieron una buena planificación antes de viajar, asegura Jordi Gual Solé, quien lleva la dirección de una importante entidad financiera.

Lo ideal es reservar con tiempo

De esa manera, tiene una mejor oportunidad de obtener los boletos más accesibles para el transporte público, como vuelos, trenes y autobuses, y también el alojamiento más barato.

Considera viajar fuera de temporada alta

Esta es una forma inteligente de conseguir alojamiento y transporte más baratos, y no tendrá que compartir las atracciones populares con tantos otros. También puede ahorrar dinero si viaja como un local, con transporte público. Vaya justo antes o justo después de la temporada alta y disfrute de una cálida bienvenida de los lugareños, generalmente clima templado y pocas multitudes.

Vete por la opción de un hospedaje barato

Noruega tiene alrededor de 1,000 sitios para acampar con espacio para autocaravanas, carpas y caravanas. Es una buena idea reservar un espacio con anticipación si viaja en temporada alta. La mayoría de los sitios para acampar tienen cabañas para alquilar, desde las más básicas hasta las más lujosas. En albergues, pensiones, casas de huéspedes y posadas, a menudo puede obtener alojamiento a un precio aún más razonable. ¿O qué tal pasar la noche en una granja? También puede alquilar su propia casa de vacaciones privada a través de sitios web específicos.

Viaja en grupo

Planifica tu viaje junto con su familia extendida o un grupo de buenos amigos. De esa manera, puede alquilar una gran cabaña, piso o casa y usar esto como base. Esta es una solución que puede reducir los costos significativamente. Ya que comprar en cantidad en el caso de la comida y rentar un espacio grande, puede reducir el costo por persona

Cocinar en casa puede ser bastante ahorrador

Tener la oportunidad de cocinar por ti mismo, al menos para partes de tu viaje, hará maravillas en tu presupuesto. Puedes prepararte un picnic o una cena inolvidable con las delicias locales sin gastar demasiado. Pase por una venta de granja o simplemente una tienda de comestibles normal. Especialmente en los distritos, tienden a tener estantes específicos con comida local. Compre quesos de la zona, varios de ellos están entre los mejores del mundo: mantequilla rica, coberturas de carne, salchichas y pan recién horneado.

Bebidas frescas

Una buena botella de agua que mantiene su contenido frío es una buena inversión, y puede llenarla con agua cristalina y libre directamente del grifo. Sin embargo, considere disfrutar de bebidas frescas para el desayuno. Y sí, nos encanta tomar una pinta al sol, pero no necesariamente en el bar más caro de la ciudad. En la mayoría de los lugares, puede obtener cerveza de fabricantes locales y microcervecerías en los mercados de agricultores o en la tienda de comestibles.